Como Hacer Queso A La Plancha Sin Que Se Derrita

Ese queso fundido, delicioso, que nos hace la boca agua. Lo habitual es dorar o caramelizar su exterior para servirlo con fruta fresca, mermelada, miel, sirope, nata o azúcar, aunque también admite acompañamientos salados. Lo tradicional es cocinar los discos en el horno hasta que el exterior se gratina y burbujea, para después servirlo en triángulos, que muchos fineses disfrutan mojándolo en el café. Es blando pero elástico, con un inside algo fibroso como en capas, recordando a la mozzarella. Se almacena en una salmuera con sus propios jugos y por esto presenta un sabor algo salado, que puede ser algo fuerte al pure, pero que se suaviza al cocinarlo. Que el queso se lleva de maravilla con el calor no es algo en lo que haya que indagar demasiado.

Vamos a dar un toque oriental a nuestro queso a la plancha. [newline]Hemos usado unqueso tierno de mezclapara que los sabores armonicen. Para prepararlo, untaremos el queso con unamezcla de aceite de sésamo o girasol y curry.Dejamos marinar en la nevera unos 20 minutos y pasamos por la plancha. Y es que los quesos más secos, con menos contenido de agua, son más difíciles a la hora de fundir. Esto nos pasará por ejemplo con los quesos curados, ya que se nos quedará una textura “plástica” al derretirse. Esto pasa por ejemplo con el parmesano, que se puede quemar fácilmente y su consistencia no será la mejor.

Pasos Para Preparar Queso A La Plancha Sin Que Se Derrita

Quiero recibir la Newsletter con las mejores recetas, promociones y novedades de cocina. Al mismo tiempo, precalentamos la plancha a fuego medio para pasar el queso provolone. Como no queremos que se nos funda y pierda la consistencia, metemos el queso en el frigorífico hasta el momento de pasarlo por la plancha. A mayores, dejamos una pizca de mantequilla para que no se pegue.

El halloumi se suele elaborar con una mezcla de leche de oveja y cabra y entra en la categoría de quesos frescos, sin madurar, con una textura muy característica. Pero en nuestro país, normalmente, hablamos de queso fresco al blanco más sólido, muy suave y de sabor sutil, ligeramente húmedo pero que se conserva sin suero. Estos quesos, que pueden elaborarse con leche de vaca, cabra, oveja o mezcla, son habituales en las ensaladas o para tomar con dulce de membrillo, frutos secos y otras frutas. Para acompañarlo, puedes optar tanto por un poco de miel, como por una mermelada de frutos rojos o de tomate. Conseguirás una combinación absolutamente deliciosa de sabores.

como hacer queso a la plancha sin que se derrita

Ya no tienes excusa para incluir el queso a la plancha entre tus recetas favoritas. Te hemos dado la receta básica de queso a la plancha, pero nosotros te proponemos algunasideas originales según el tipo de quesoque utilices. En nuestra internet, contamos con una selección de productos de primera calidad para ofrecer a nuestros clientes solo aquellos artículos elaborados artesanalmente, con las técnicas más cuidadas y destinadas a obtener los mejores ejemplares del mercado. Si sigues estos sencillos pasos, podrás apreciar que es muy sencillo y rápido darle un capricho a tu paladar con esta receta. Pon a calentar la sartén o plancha que vayas a utilizar para este fin. Es clave que se caliente correctamente el utensilio que vas a usar porque, de lo contrario, puede salir mal.

Las Claves Sobre Cómo Hacer Queso A La Plancha Sin Que Se Derrita

En un sartén calentamos el aceite y salteamos las verduras a fuego medio durante unos minutos. Guarda esta receta para encontrarla más fácilmente cuando la quieras cocinar. Acompañaremos el queso con unaensalada sencilla de rúcula y tomates secosque aliñaremos con la misma vinagreta, y unasalmendras tostadas. Mientras, habremos puesto a fuego fuerte una sartén plana o una plancha sin nada de aceite. Cuando estémuy caliente, ponemos el queso en la plancha durante unos segundos por cada lado, lo justo para que se dore.

La ensalada de rúcula con su sabor un poco amargo, le va muy bien al dulzor de la mermelada. Es mejor tener la ensalada preparada y hacer el queso en el último momento, hay que tomarlo templado. Nosotros te recomendamos acompañar este tipo de receta con una ensalada, para limpiar el paladar, y alguna mermelada que dé el contrapunto dulce. Podemos contar por miles y miles los intentos de preparar un plato de queso a la plancha en los que este producto gourmand ha acabado derritiéndose y ha echado al traste las mejores intenciones de los cooks amateurs. Si solo vamos a fundir queso, debemos partir lonchas de al menos 1 cm para que cuando se nos funda luego podamos retirar con facilidad y untar. Una vez dorar el otro lado velter sobre el plato de presentación y a regar la otra cara con orégano, sirve acompañado de crujiente pan y recuerda que la provoleta es un plato para compartir.

Más Información Del Autor

Para preparar queso a la planchahay que evitar los quesos muy curadosy, por razones obvias, los quesos especiales para fundir. El único secreto que tiene preparar queso a la plancha está en encontrar el queso adecuado para que no se derrita cuando lo pones en la plancha. Tras esto, podrás disfrutar de este plato tan delicioso, un buen queso a la plancha que, siguiendo nuestros consejos, no se derretirá. Una vez esté la superficie caliente de la sartén o la plancha, coloca las lonchas sobre ella y márcalas vuelta y vuelta, hasta dorar por completo sus caras. Perfectas si lo que quieres es mojar producto o “dippear” ya que tienes el utensilio y simplemente debes añadir tu queso favorito. Además, es genial para cuando haces una comida o una cena con amigos.

Un queso fresco es aquel que se consume sin pasar por la maduración. Puede ser elaborado con o sin cuajo, y tener una textura más o menos granulosa. En una sartén antiadherente con una gota de aceite pasar el queso hasta que esté dorado. Poner en cada plato la rúcula, batir bien el aceite y el vinagre de Jerez y aliñar la ensalada, poniendo encima unos cristales de sal Maldon.

También es perfecto para cortar en lonchas o rebanadas o pasarlo por el grill o una plancha, bien caliente. Para obtener mejores resultados, solo hay que presionarlo suavemente entre hojas de papel de cocina, dejando que absorba el agua, y pintarlo con un poco de aceite. Nosotros te recomendamos nuestroqueso fresco de cabra, que aporta un sabor especial, elqueso fresco de cabra y vacay nuestroqueso tierno de mezcla. Sí, incluso podemos combinar quesos de diferentes texturas para aportar ese grado de humedad del que hablábamos antes. Puede ser un queso tierno, con un sabor más suave y añadir un poco de queso curado para intensificar la salsa. Recuerda en cierta manera al propio feta o a nuestro requesón, pero menos granuloso, más firme, al estilo halloumi.